¿Qué le pasa a tu cuerpo después de haber tomado una taza de café?

0

Si eres de las personas de las que adoran beber café, te gustará saber todo lo que esta bebida te produce en diferentes órganos del cuerpo.

Lo que pasa con el cerebro después de beber una taza de café:

Según el doctor Marc Leavey una taza de café está bien para todas las personas que van a tener una jornada laboriosa durante el día, pues él nos dice que: “La cafeína es un estimulante y hay evidencias científicas que demuestran que puede aumentar el funcionamiento mental y fortalecer nuestra capacidad de concentración”; el cerebro funciona mediante neurotransmisores, lo cual nos ayuda a pensar. Y la cafeína, entonces formada por un compuesto psicoactivo, modula a los neurotransmisores que producimos y les permite operar de manera más eficiente ayudando al cerebro a procesar mejor los mensajes que recibimos o emitimos.

Lo que pasa con los ojos después de beber una taza de café:

Provoca que el sistema nervioso se active, y ésto a su vez, estimulará los receptores del cerebro, que producirán una mayor cantidad de adrenalina. Lo que conllevará a una dilatación en los ojos, es decir, tendrás una mejor visión.

Lo que pasa con el corazón después de beber una taza de café:

Lo más notable es la aceleración cardíaca que provoca una taza de café y la razón es que la cafeína aumenta la sensibilidad de las vías neurales provocando que los impulsos eléctricos del sistema cardiovascular se aceleren.Que por cierto, para personas con problemas cardíacos podría ser muy peligroso.

Lo que pasa con la vejiga después de beber una taza de café:

Tus ganas de orinar aumentarán debido a que el café es una bebida diurética, ésto quiere decir que el café hará que se envíe más agua a través de los túbulos renales y ésto a su vez, aumentará la producción de la orina.

Lo que pasa con el estómago después de beber una taza de café:

La cafeína activará los receptores del estómago y ésto provocará el aumento de un 10% a 15% en la producción de las secreciones gástricas.

¿Esto qué significa? Gracias al ácido podrás digerir mejor la comida. Pero no todo es bueno, pues el exceso de ácido estomacal te podría producir calambres, acidez estomacal y reflujo.

La cafeína relaja el esfínter, el conjunto de músculos situados en la base del esófago que actúa como puerta para mantener los alimentos dentro del estómago. Así, “el café puede provocar que el bolo alimenticio regrese hacia atrás volviendo al esófago”, comenta Golberg.

Y tú, ¿cuántas tazas de café al día tomas?

Con información de: Mentesoficial.com

¡No olvides compartirnos tu opinión!