Cómo consumir semillas de chía y usarlas en dietas reductoras

0

La Chía, es una de las plantas con grandes propiedades nutricionales. Provienen de una planta perteneciente a la familia de la menta en México y Guatemala. Estas civilizaciones la usaban como componente básico en su dieta ya que son una fuente natural de Omega 3, antioxidantes, vitaminas A, B, D y E, calcio, potasio, hierro y magnesio, y lo que es mejor, posee propiedades para quemar grasas, siendo un alimento útil en dietas para bajar de peso según investigaciones recientes del “British Journal of Nutrition”.

Cómo consumir semilla de chía y usarla en dietas reductoras

La semillas de chía se pueden consumir de muchas maneras, con leches vegetales, yogures, ensaladas, frutas, salsas, postres, licuados, sopas, cremas, verduras, y un sin fin de platillos, pero debes saber consumirla. Es una semilla con grandes beneficios y se le puede dar usos en diversas dietas, siempre tratando de que sean lo más saludables posibles, que incluyan vegetales, frutas y semillas frescas, y evitando productos procesados.

Así pues, aquí te describimos de una mejor manera cómo las puedes usar cada día

  1. En el desayuno: Mezcla tu cereal y granola del desayuno con las semillas y acompáñala con yogurt o leche vegetal para tener un desayuno súper energético y saludable.
  2. En ensaladas y postres: Simplemente espolvorea encima de una ensalada tibia o con verduras frescas y crujientes, también sobre tus postres para aprovechar su valor energético.
  3. En mermeladas y jaleas: Muele las semillas de chía y agregalas a las mermeladas o jaleas de fresa, arándanos o durazno, o la de tu predilección, pueden ser también enteras, sólo mezclalas con un poco agua por unos minutos y agregalas en tu receta.
  4. Espesa sopas o salsas: Si no te gusta usar espesantes artificiales (y está bien que no los uses), añade una cucharadita de semillas molidas en tus sopas o salsas hasta obtener la cremosidad deseada, les estarás dando a tu plato mucha más variedad de nutrientes y todos los beneficios de estas semillas.
  5. Reemplaza huevo con semillas de chía: Si vas a hacer una receta con huevo, puedes reemplazar 1 huevo por 1 cucharada de semillas molidas con 3 cucharadas de agua. Con esta preparación incorporarás proteínas a tu dieta y de una manera natural.
  6. Para hacer harina de semillas de chía: Puedes hacer harina y usarla para reemplazar la harina regular, usa un procesador potente para que queden perfectamente molidas. También puedes mezclar las semillas de chía molidas finamente con harina para preparar tus recetas.
  7. Mascarilla para el cabello: Agrega jugo de limón en un gel de semillas de chía y aplica la mezcla en el cabello durante 10 minutos.
  8. Para enriquecer el pan rallado: Mezcla las semillas de chía con el pan rallado y les estarás dando un valor nutritivo sin igual, además las semillas de chía no le aportan sabor a nuestros platos, por lo cual se pueden emplear para simplemente aumentar su valor nutricional en gran medida.
  9. Para hacer una bebida energética: Prueba mezclar agua de coco con semillas de chía para hacer una bebida deportiva casera y recuperar energías luego del ejercicio.
  10. Para mejorar la cicatrización: Prueba aplicar gel de chía sobre cicatrices, puede aliviar el enrojecimiento y la inflamación.

Semilla de Chía para dietas reductoras

Si estás en una dieta reductora de peso puedes usar las semillas de la siguiente forma:

Tomar 25 gramos de semillas de chía al día. Para lograr adelgazar con las semillas de chía, debes ser constante y tomarla al menos durante un mes. Antes de las dos comidas principales prepárate un vaso de agua o un vaso de jugo ligero, puede ser de pepino con limón, pepino con apio o pepino con manzana, y trata que sean jugos naturales sin mucha azúcar.

Debido a que al día debes tomar 25 gramos, pon en cada vaso 12,5 gramos de las semillas. Contienen fibra soluble y eso, junto con su capacidad de absorción de líquido, hará que poco a poco desaparezcan del vaso de agua, para volverse un líquido más espeso, algo que parece un gel. Déjalas reposar 30 minutos.

Con información de: Lavidalucida.com

¡No olvides compartirnos tu opinión!