Este perro con parálisis iba a ser sacrificado, luego esta estudiante descubrió algo increíble que le salvó la vida; presta mucha atención a estos síntomas

0

Ollie es un pastor australiano que había estado pasando por una enfermedad difícil. Una semana después de un viaje de campamento, el perro se volvió débil y letárgico, y no comía a menos que fuera alimentado a mano. A pesar de las múltiples visitas al veterinario, el perro de 10 años de edad empeoró hasta que se quedó completamente paralizado. Ni siquiera podía comer o ir al baño por su cuenta.

“Cuando perdió la movilidad y se quedó paralizado, fue raro verlo acostado en el suelo, sabiendo que tenía mucha más vida en él”, dijo la propietaria de Ollie, Falline Fate.

Los propietarios de Ollie tomaron la decisión de practicarle la eutanasia porque estaba sufriendo mucho. Llevaron al cachorro a DoveLewis Animal Hospital en Portland, Oregon para el procedimiento.

Neena Golden, una estudiante de medicina que tenía prácticas en el hospital, se tomó el tiempo para consolar a Ollie y rascarle detrás de sus orejas, donde encontró un bulto inusual que resultó ser una garrapata que se había alojado en la piel de Ollie durante mucho tiempo.

Según un blog del hospital veterinario, Ollie sufría de una rara condición llamada parálisis de garrapatas, en la cual la saliva de una especie de garrapata entra en el cuerpo del perro, dañando su sistema neurológico. Ollie había usado un collar contra garrapatas durante el viaje de campamento, pero la garrapata aún así logró alojarse en su piel. Lo mejor de esta condición es que removiendo la garrapata su estado se recupera.

Así que el Dr. Adam Stone quitó la garrapata, rasuro el cuerpo de Ollie para buscar más insectos y lo envió a casa con sus dueños. Se suponía que su movilidad iba a regresar en unos días, pero sólo 10 horas más tarde Ollie ya estaba de pie y quería que lo pasearán para ir al baño. Ahora, se está recuperando de maravilla, y sus propietarios planean no sólo usar un collar de garrapatas, sino también darle medicamentos para prevenirlas la próxima vez que lo lleven de viaje.

“Cuando recibimos la llamada de que Ollie estaba bien, todos estábamos muy felices”, dijo Neena en la entrada del blog. “Ese podría ser el único caso de una parálisis de garrapatas que experimento en mi carrera. Fue emocionante poder ayudar”.

Con información de: Perfecto.guru

¡No olvides compartirnos tu opinión!